Recuento de Daños


Vicente Gutiérrez

 

Todos los temas en México, están sujetos al proceso electoral y, en este contexto se entiende el anuncio festivo de la CTM sobre la cancelación de la reforma a la Ley Federal del Trabajo, donde se definía la desaparición de las Juntas de Conciliación y Arbitraje, para crear tribunales laborales.

Qué nos va a decir el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete, quien como titular de Trabajo explicó en 2016 a los legisladores priistas las bondades de la iniciativa del Presidente Enrique Peña, para que la Justicia Laboral fuera responsabilidad de poderes judiciales independientes, al modificar los artículos 107 y 123 constitucionales.

Pretendía fortalecer la función conciliatoria al hacerla obligatoria y pre-judicial, a cargo de Centros de Conciliación en los estados con  la facultad de atender el registro de los Contratos Colectivos de Trabajo y de las organizaciones sindicales

El lunes, al calor del debate presidencial, Carlos Aceves, secretario general de la CTM y presidente del Congreso del Trabajo,  anuncio que “lo importante para los líderes sindicales es que no habrá reforma laboral. Murió la reforma laboral y los dos senadores nuestros,- Isaías González (CROC) y Tereso Medina (CTM)- y que ojalá ya no lo sean, empujaron para que esta reforma hiciera escándalo y por poco la aprueban. Ojalá ni salgan a la calle porque les dará vergüenza lo que les digamos cuando estén por ahí”.

El gobierno –a cambio del apoyo a José Meade-, perdió ante los caciques sindicales, pues propagaba la  Reforma Laboral como una vía a la modernización laboral del Siglo XXI, al promover el acceso al mercado de trabajo, de jóvenes y mujeres, impulsar la productividad con beneficios compartidos para trabajadores y empresas o estimular el crecimiento económico al fomentar más inversiones y nuevos empleos.

Siguen los daños para trabajadores y sindicalizados. Nada cambia.

Previous Reconoce Julio Yáñez el liderazgo de Hortencia Figueroa
Next Muere mujer atropellada en Cuernavaca