¿Abrimos los ojos?


Verónica Juárez Piña

Javier Salomón, Jesús Daniel y Marco Francisco fueron desaparecidos el pasado 19 de marzo y, posteriormente, asesinados. De acuerdo con información de la Fiscalía General de Jalisco. Fueron asesinados y sus cuerpos diluidos en ácido. Ni la mayor historia de horror supera la realidad. Ése es el México que nos ha dejado una estrategia fallida de combate al crimen organizado. Tanto con Felipe Calderón como con Enrique Peña Nieto, los resultados son lo mismo: tragedia, muerte, desaparición, desesperación y terror. No podemos seguir así.

Las y los jóvenes tienen derecho a un México mejor. Tienen derecho a un país en donde no te desaparezcan mientras haces tu tarea. Un México en donde sepan que tienen oportunidades y que el crimen no es una opción. Un proyecto que les incluya y les diga que sí hay esperanza. México no necesita amnistías, pero tampoco la ley de seguridad interior y la militarización. Nuestro país reclama oportunidades, empleos, igualdad, y sobre todo, reclama justicia.

La inhumana guerra contra el narco se ha llevado más de 200 mil vidas. Historias como las de los tres estudiantes de Cine del Centro de Audiovisuales han sido dolorosamente comunes en México. Hasta hoy, el Registro Nacional de Personas de Desaparecidas señala que hay 30 mil mexicanas y mexicanos no localizados. Una cifra que nos pone a la par con naciones en guerra, con países en guerra civil y con estados que han sufrido de violencia tribal. Necesitamos abrir los ojos y señalarlo claramente: la estrategia del gobierno estatal y federal, ha fracasado rotundamente. Exigir un profundo golpe de timón.

Primero, nos unimos a los reclamos de la sociedad civil: una investigación con peritos independientes. Si el Gobierno de Jalisco confía plenamente en el trabajo que realizó el Ministerio Público para hacerse de las pruebas, que permita que investigadores independientes revisen el expediente. Esto no sólo abona a que conozcamos la verdad, sino que es un mensaje de apertura en un caso que ha sacudido profundamente a Jalisco y a todo México.

Segundo: el Fiscal Especializado en Búsqueda de Personas Desaparecidas, nombrado hace algunos días, necesita condiciones económicas y operativas para dar resultados. ¿Qué quiere decir esto? Que el gobernador cumpla su compromiso de dotar a la instancia con el presupuesto suficiente para la contratación de agentes capacitados y que pueda tener un diagnóstico del problema en un plazo de dos meses. Existen más de 3 mil desaparecidas y desaparecidos en Jalisco y la Fiscalía debe atender el problema lo más rápido posible.

En Jalisco, ante la tragedia que se vive en el Estado de Jalisco por la perdida de Javier, Daniel, Mario y miles mas, han sido convocadas marchas y protestas con una clara consigna hacia el Gobierno del Estado y la Federación, de que las cosas no pueden seguir por este rumbo. Uno de cada tres desaparecidos en México es un joven. No podemos permitir que la violencia y la impunidad se sigan llevando a una generación de jóvenes que son el presente de México.

Lic. Verónica B. Juárez Piña

Dirigente Nacional del PRD

Comentarios

Previous Recuento de Daños
Next Sector empresarial impulsará la creación de una contraloría social