Durante una pelea de Artes Marciales Mixtas (MMA) Seung Min Yeo, luchador surcoreano, terminó con un dedo del pie fracturado.

Tras iniciar la pelea el luchador surcoreano intentó propinar una patada a su adversario pero un dedo de su pie se enredó en el short y terminó fracturado, al notar que la molestia del surcoreano no cesaba un juez decidió detener la pelea para que atendieran al hombre.